06 de julio de 2020. notifications
menu desktop_windows
Columnas Social

COVID-19: QUERIENDO AHORRAR, MALGASTAN

Angélica López Gándara
TORREÓN, COAH., sábado 21 de marzo 2020, actualizada 10:33 am


Enlace copiado

Así como a un buen gobierno no todo le va bien, tampoco a un mal gobierno todo le resulta desastroso. Uno de los problemas que se resolvieron bien en 2009, con Felipe Calderón en la presidencia, fue la epidemia de influenza AH1N1. Los doctores José Ángel Córdova, Armando Ahued Ortega, Roberto Martínez Poblete, Secretarios de Salud Federal, del D.F. y Edomex, respectivamente, se coordinaron para evitar una catástrofe mayor. Dentro del equipo de médicos a nivel federal estaba el Dr. Hugo López-Gatell, quien ahora es el principal responsable de controlar el virus del COVID-19 en México. En el brote de influenza de 2009 se criticó el exceso de acciones, pero al final resultaron un acierto. Ahora se reprocha la falta de acciones, pero especialmente se ha criticado que el presidente haya trivializado las recomendaciones, por no haber acatado las medidas preventivas. No toma en cuenta que él está en riesgo y que con su conducta de besos y abrazos (que ahora si pueden matar) envía un mensaje equivocado a la población. Y lo grave, solapado por el propio López-Gattel. Habrá que recordar que quienes han fallecido son personas mayores, con enfermedades concomitantes como diabetes, hipertensión, tabaquismo; pacientes inmunocomprometidos ya sea por cáncer, sida o por enfermedades autoinmunes que son tratadas con inmunosupresores como Prednisona, Tacrolimus, Aziatropina, etcétera. El presidente forma parte del grupo de riesgo.

No sabemos los resultados del manejo de la pandemia del COVID-19 en México. Pero ahora, casi todas las personas que tienen síntomas gripales piensan que son del COVID-19, en parte por el enajenamiento que producen las redes sociales. Sin embargo, este es uno de los problemas que comenzó a gestarse hace más de un año. Se han tomado malas decisiones en salud por parte del gobierno federal y el de la CDMX. El desabasto de medicamentos no es el único. Un ejemplo, en la Ciudad de México, hace un año, en puntos estratégicos de las estaciones del Metro se aplicaba la vacuna contra la influenza para el público en general. Este año ya no fue así, por eso digo que queriendo ahorrar, malgastan. Quitaron estos centros de vacunación pensando que optimizarían recursos. No contemplaron que a mayor cantidad de vacunados menor propagación de la enfermedad y menos gasto. Las personas pueden no enfermarse, pero ser portadoras sanas y por lo tanto ser las principales fuentes de contagio. Si la mayoría se vacuna se rompe este ciclo. En consecuencia, este año habrá más casos de influenza estacionaria que unida a la epidemia de COVID-19 producirá confusión porque los síntomas son parecidos; toda persona con fiebre y problemas respiratorio pensará no en la influenza que sí tiene tratamiento específico, sino en el coronavirus que no lo tiene. Aumentará la angustia, junto con el número de engripados por la disminución en el número de vacunados contra influenza.

Mucho se discute sobre si el alcohol mata o no al virus; estrictamente no lo mata porque no está vivo mientras está en objetos o manos. El virus adquiere vida cuando entra en las células de las mucosas; no es una unidad viva hasta que se instala en la célula y modifica el funcionamiento de ésta para replicarse, depende de ella para sobrevivir, no es como la bacterias u hongos que están vivos por sí mismos. No se puede matar algo que no está vivo, pero se puede desintegrar con alcohol, jabón y calor. Esto, si esta fuera del organismo, si está dentro solo se destruye por las propias defensas del cuerpo y de manera exógena por antivirales, que aún no existen para el COVID-19.

Habrá que tomar todas las medidas preventivas difundidas. Y ya que es imposible saber si hemos estado, o no, en contacto con el virus, considero que el cubrebocas sí protege, porque desconocemos si somos portadores asintomáticos y podemos contagiar. Además, al reducir la exposición de las mucosas y teniendo cuidado de no tocar la parte expuesta del cubrebocas, es útil.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...