21 de agosto de 2019 notifications
menu desktop_windows
Columnas Finanzas

Empresa

Pegar donde duele a EUA

ALBERTO BARRANCO
martes 04 de junio 2019, actualizada 9:08 am


Enlace copiado

En uno de sus accesos de furia, en 2017, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó un documento dirigido a su Congreso en el que le solicitaba iniciar el procedimiento legal para que su país abandonara el Tratado de Libre Comercio deAmérica del Norte, el cual, horas antes de procesar, decidió finalmente guardar en el cajón.

Aparentemente, bajo esa pauta, las señales de paz que está enviando el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, apuntarían a no lanzar más fuego a la hoguera, en la esperanza de que las aguas regresaran solas a su cauce.

Sin embargo, la experiencia en la relación bilateral con Estados Unidos apunta a que sin el ojo por ojo no hay posibilidad de penetrar la coraza.

Cuando el país del norte había incumplido sistemáticamente los acuerdos del TLCAN en materia de transporte de mercancías, incluidas dos resoluciones condenatorias por parte de sendos paneles de solución de controversias, México aplicó represalias que en el papel eran inocuas, por ejemplo, imponer aranceles a croquetas de perro o árboles de navidad, pero que en la práctica afectaban zonas de producción del país vecino.

La presión logró que año y medio después Estados Unidos retirara sus candados, en cuya firma del acuerdo un importante funcionario de ese país le confío a la contraparte que sin las represalias no habría habido forma de reversa.

Si el país optara por recurrir el arbitraje internacional para denunciar del dicho al hecho ante la amenaza del país del norte de imponer aranceles de 25% a todas las exportaciones mexicanas en un marco gradual que empezaría con 5% el 10 de junio, para llegar al total en octubre, el procedimiento podría prolongarse cinco años, con un daño al país por 38 mil millones de dólares anuales.

En el ojo por ojo permitido por la Organización Mundial de Comercio, México podría hacer lo propio con las exportaciones de Estados Unidos, bajo el marco de una salvaguardia, es decir, amenaza de supervivencia a determinado número de ramas productivas.

Sin embargo, los aranceles impuestos por el país al acero y aluminio procedentes de Estados Unidos en represalia por el impuesto global impuesto por la Casa Blanca, sólo produjeron una cosecha de 3 mil millones de dólares.

Incluso extrapolando el escenario a otras ramas, el golpe no alcanzaría a empatar en magnitud con el que nos asestaría el país del norte.

Bajo el marco, México podría apuntar a un escenario selectivo, es decir pegar sólo donde más duele.

Aun así el horizonte podría extenderse a que México se declarara fuera del marco de cooperación con Estados Unidos en materia de combate al narcotráfico e inmigración. Adicionalmente, se podría vetar a empresas estadounidenses para participar en licitaciones públicas.

La política pendular.

BALANCE GENERAL

Al que le fue como en feria en una reciente reunión de trabajo con diputados fue al presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones, Gabriel Contreras, al que integrantes de la bancada de Morena y aún del PRI le sacaron sus trapitos al sol.

De entrada, salió a relucir el contrato de asesoría por 3 millones de pesos que se le acaba de otorgar al despacho SAE Consultores del que es socio el excomisionado Ernesto Estrada, con la novedad de que éste representó a Disney en su reciente fusión con la cadena Fox.

Además, el IFT autorizó un administrador para Fox Sports con supuesta etiqueta de independiente, que resultó que había trabajado 25 años en Disney hasta su jubilación. Estamos hablando de Benjamín Pyan.

Por si fuera poco, Contreras le ocultó a la recién nombrada titular del órgano interno de control del organismo las anomalías que se detectaron.

SE ALINEAN MAGNATES

En la emergencia del país frente a los amagos veleidosos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, los principales magnates están cerrando filas con el gobierno.

El primero en manifestar su respaldo a las acciones que está emprendiendo el presidente Andrés Manuel López Obrador fue el presidente del Grupo Bal, Alberto Baillères, al que siguió el delGrupo Carso, Carlos Slim Helú.

Más aún, el Consejo Mexicano de Negocios, encabezado por el presidente de Mexichem, Antonio delValle Perochena, no cancela la presentación, prevista para la semana próxima, de su plan de inversiones.

albertobarrancochavarria0@gmail.com
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...