16 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows

Más de la mitad de muertos en accidentes de tránsito son peatones y motociclistas

(*)
viernes 24 de mayo 2019, actualizada 1:03 pm

Enlace copiado

https://pixabay.com/es

De terror son las cifras reveladas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) respecto a los accidentes de tránsito en México y el mundo . En su último informe anual, reveló que 1.2 millones de personas mueren en todo el planeta cada año por accidentes de tránsito.

Del total de víctimas, un 49 % son motociclistas, peatones y ciclistas. Es decir, la población vulnerable en las vías de comunicación. Por si fuera poco, se trata de los más jóvenes (entre 15 y 29 años). La seguridad vial es un problema pendiente en todo el mundo, y México no es ajeno a esta realidad.

En nuestro país, estas cifras son aún más altas. De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública(INSP), las muertes de peatones, ciclistas y motociclistas representan el 60 % del total de defunciones cada año por accidentes de tránsito. Resulta llamativo que entre 1999 y el 2009, los decesos de motociclistas se incrementaron en más del 300 %, una cifra alarmante. Curiosamente, en el mismo periodo los usuarios con motocicletas aumentaron en un 312 %.

Otro dato no menor es que de un total de 1,4 millones de personas que sufrieron un accidente de tránsito sin consecuencias fatales, el 23 % eran motociclistas. Sin duda, hay mucho trabajo por hacer para reducir esta cruda realidad.

El alto porcentaje de accidentes de tránsito a motociclistas tiene tres factores que aumentan el riesgo de lesiones graves: manejar bajo los efectos del alcohol, el exceso de velocidad y no usar casco. A los accidentes de tránsito de vehículos mayores se suman el no usar los cinturones de seguridad y el no emplear medios de sujeción para niños.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible se ha propuesto como meta para el próximo año reducir el número de muertes por accidentes de tránsito en todo el mundo, un objetivo ambicioso pero que resulta casi imposible, puesto que la cifra de defunciones no ha variado en los últimos años, y como hemos visto, la proliferación de vehículos menores en las pistas supone también una mayor cantidad de fenecidos en las vías.

No obstante, la meta busca reducir el índice de mortandad a través de ciertas mejoras que pueden dirigir los gobiernos de cada país. Por ejemplo, está el enfoque de seguridad en las pistas. Esto sucede en la mayoría de los países en vías de desarrollo. La preocupación es tener buena infraestructura en las carreteras, vehículos más seguros y, por consiguiente, conductores y peatones fuera de peligro.

Entre los puntos más específicos está el no uso de cascos en el caso de los motociclistas. De acuerdo con reviewbox.com.mx, el uso del casco puede reducir hasta en un 40 % el riesgo de muerte, y hasta en un 70 % las lesiones graves. Lamentablemente, muchos conductores pasan esta medida de seguridad, e incluso viajan dos, y hasta tres personas en un mismo vehículo.

Otro punto es la conducción distraída. Este ha aumentado en la última década, por el uso del teléfono móvil. Basta una mirada para responder un mensaje de texto para realizar un frenado a destiempo o para ignorar las señales de tránsito. Los teléfonos móviles manos libres no suponen una medida de seguridad, pues generan igual distracción al momento de conducir.

Las ineficientes señales de tránsito en las vías también son un aliciente al problema. Las vías deben construirse teniendo en cuenta a todos los actores: peatones, ciclistas y motociclistas no deben verse marginados. Esto reducirá las maniobras o imprudencias que se generan por ejemplo, por la ausencia de ciclovías. La seguridad es lo primero.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...