18 de octubre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Internacional

Va Trump por más permisos por 'mérito'

El presidente presentará hoy un plan para ingreso de migrantes a Estados Unidos

EFE
WASHINGTON, EUA, jueves 16 de mayo 2019, actualizada 8:26 am

Enlace copiado

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presentará este jueves un plan con el que busca aportar más fondos al muro en la frontera con México e imponer barreras de idioma y conocimientos a los inmigrantes legales, para basar su llegada al país más en el "mérito" profesional y menos en sus lazos familiares.

Después de varios intentos fallidos de reforma migratoria en sus dos primeros años de mandato, Trump ha decidido centrarse en rediseñar solo el sistema de inmigración legal, sin abordar la situación de los 11 millones de indocumentados que hay en EE.UU. ni el limbo en el que se encuentran los jóvenes llamados "soñadores".

Esa delimitación busca granjear más apoyos republicanos a la propuesta que Trump promoverá este jueves en un discurso y en la que su yerno Jared Kushner lleva meses trabajando, pero no está claro que la oposición demócrata esté dispuesta a respaldar un proyecto de ley que no haga frente a la situación de los indocumentados.

"Nuestro objetivo a corto plazo es dejar claro lo que quiere incluir el presidente en una reforma migratoria, y ver si el Partido Republicano puede unirse" para respaldar esa propuesta, dijo ayer un alto funcionario estadounidense, que pidió el anonimato, en un encuentro en la Casa Blanca con un grupo de medios.

GREEN CARDS

El plan mantendría intacto el número de permisos de residencia permanente -conocidos como "green cards"- que concede Estados Unidos cada año, y que en 2017 se otorgaron a 1.1 millón de personas.

Pero, si el Congreso aprobara la propuesta, esos permisos empezarían a adjudicarse mayoritariamente por razones relacionadas con la especialización profesional o el nivel educativo de los inmigrantes, y no tanto por razones familiares o humanitarias, explicó la fuente.

Para lograrlo, Estados Unidos sometería a los inmigrantes que busquen una vía a la ciudadanía a una prueba de "civismo" y juzgaría su "mérito" en función de varios criterios, entre ellos su nivel de inglés, su edad o si tienen una oferta de empleo.

Aunque en Estados Unidos no hay un idioma oficial, la Casa Blanca cree que quienes aspiren a lograr una "tarjeta verde" deberían dominar esa lengua de uso mayoritario en el país, y niega que ese filtro busque excluir a inmigrantes de Latinoamérica o África.

"Hay gente en todos los países que habla inglés", zanjó el funcionario.

En concreto, su plan pretende aumentar del 12 % actual al 57 % la proporción de inmigrantes que obtienen la residencia permanente debido a su talento, sus estudios o su trabajo, mientras se rebaja del 66 % al 33 % a quienes logran ese estatus por lazos familiares.

También busca reducir del 22 % actual al 10 % el volumen de personas que obtienen la llamada "tarjeta verde" por razones humanitarias o de promoción de la diversidad.

El proyecto acabaría con la "lotería de visados para la diversidad", un programa de 1990 que asigna aleatoriamente hasta 50,000 visados al año para los ciudadanos de países que tradicionalmente tienen bajas tasas de inmigración a Estados Unidos, y que beneficia sobre todo a africanos.

El citado funcionario aseguró que el nuevo sistema fomentaría una procedencia aún más diversa de los inmigrantes que la lotería, aunque no explicó cómo.

También afirmó que el plan "crearía un proceso acelerado" para resolver los reclamos de asilo "legítimos", sin dar más detalles. La Casa Blanca lleva meses examinando formas de limitar la capacidad de los indocumentados, en su mayoría centroamericanos, de pedir refugio en EUA al llegar a la frontera con México.

El texto de la propuesta legislativa de Trump no se hará público este jueves, sino "más adelante", aunque el objetivo es aprobarla antes de las elecciones presidenciales de 2020, según la fuente.

Está por ver, sin embargo, que el plan pueda conseguir algún voto de la oposición demócrata, y al menos una senadora republicana, Susan Collins, ya ha mostrado su escepticismo ante un plan que no soluciona la situación de los "soñadores", indocumentados que llegaron al país cuando eran niños.

Más agentes para la frontera

La Administración de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos (TSA) planifica el envío de cientos de sus agentes a la frontera con México debido al creciente flujo de inmigrantes indocumentados, informó este miércoles la cadena de televisión CNN.

El medio, que dijo haber obtenido comunicaciones internas de la TSA al respecto, aseguró que las instrucciones de la medida hacen referencia a la “necesidad inmediata” de enviar a este personal y reconocen que generará “algunos riesgos” por la transferencia de personal asignado a la seguridad de la aviación.

El plan involucra a 175 agentes policiales y 400 empleados de la sección de operaciones de seguridad. En principio, esta misión no comprende al personal uniformado que inspecciona a pasajeros en los aeropuertos.

“Hay ahora una necesidad inmediata de más ayuda de la TSA en la frontera suroeste”, escribió Gary Renfrow, un funcionario de alta jerarquía en la agencia citado por la cadena de televisión.

Veta negocios para evitar espionaje

Donald Trump declaró una emergencia nacional para prohibir a las compañías del país usar equipos de telecomunicaciones fabricados por empresas que supuestamente intentan espiar a EUA, lo que podría restringir los negocios con firmas chinas como Huawei.

El mandatario plasmó su decisión en una orden ejecutiva, que se dirige contra los “adversarios extranjeros” de EUA, pero no nombra específicamente a China.

La orden ejecutiva no impone automáticamente restricciones a la compra de equipos de telecomunicaciones, pero da al secretario de Comercio, Wilbur Ross, 150 días para establecer qué compañías deben estar sujetas a nuevas limitaciones por suponer un peligro para la seguridad de EUA.

En concreto, Trump expresó en la orden ejecutiva preocupación por la posibilidad de que compañías extranjeras usen su acceso a empresas de EUA para robarles datos o sabotear servicios esenciales para el funcionamiento del país, como podría ser la red de transportes.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...