27 de junio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Nosotros

circunstancias

UN BREVE ANÁLISIS SOBRE EL ODIO A NIVEL SOCIAL
jueves 02 de mayo 2019, actualizada 4:31 am


Enlace copiado

UN BREVE ANÁLISIS SOBRE EL ODIO A NIVEL SOCIALUN BREVE ANÁLISIS SOBRE EL ODIO A NIVEL SOCIAL

El odio social o colectivo es un estado de comprensión y emocional fuerte. Una condición que recientemente se ha intensificado debido a varios factores. Entre ellos, las percepciones de ciertos grupos hacia comunidades en desventaja socioeconómica, condiciones étnicas y religiosas, circunstancias sociopolíticas conflictivas, y la influencia de las redes sociales y los medios de comunicación.

El 29 de abril, el periódico New York Times (NYT) reportó que, en el estado de California, cerca de San Diego, un grupo se había congregado en una sinagoga (lugar dedicado al culto de la religión judía) para la celebración de un día festivo religioso, cuando un joven de 19 años entra al edificio y dispara varias veces con un rifle de alto poder, a la vez que gritaba insultos antisemíticos. De acuerdo al reporte del periódico, una persona había sido asesinada y varios habían resultado heridos. Antes del ataque, el muchacho había subido al internet un manifiesto racista que incluía teorías conspiradoras en contra de la raza blanca, además de que prefería que a él se le llamara un "supremacista blanco y antisemita."

También, consideraba a Adolfo Hitler como una figura inspiradora. El joven era percibido por otros que lo conocían como un estudiante tranquilo con altas calificaciones y un pianista talentoso, pero también con ideas claras con respecto a su ideología política de extrema derecha.

Como este caso existen otros muy recientes y similares: las masacres recientes en Sri Lanka, Nueva Zelanda, una sinagoga en Pittsburgh, y muchos otros de importancia similar. El punto relevante de este ataque es que una vez más, estamos frente a una situación de repudio asociada con actos criminales brutales basados en una emoción humana muy profunda llamada odio, y ejecutada por individuos que victimizan gente definida por su pertenencia a ciertos grupos debido a su religión, orientación sexual, género, nacionalidad, edad, raza, clase social, etc. La naturaleza de los crímenes difiere, y puede incluir agresión física o asesinato, destrucción de propiedad, acoso y abuso emocional, o masacres que incluyen un asesinato masivo o genocidio.

José Navarro, psicólogo de la Universidad de Cádiz en España (Psicología del Odio, abril 2013) describe al odio como un entendimiento y emoción negativa e intensa hacia una persona, o algo, percibido como inmoral, peligroso y maligno. Esta percepción tiene que ver con la personalidad del que odia, la cual incluye creencias, sentimientos, ideas, o su propia identidad, y generalmente, está basada en experiencias personales complejas, por ejemplo, fracasos, culpa, celos, etc., y aprendidas desde temprana edad.

La combinación de esos conceptos, más las reacciones emocionales como estrés, enojo o ira, temor, etc., permiten que el individuo que odia devalúe y deteste al objeto del odio, lo vea como un adversario o amenaza, y lo empuje a actuar en forma agresiva y fanática. Las emociones de enojo e ira con el tiempo intensifican ese odio. De ahí que una persona aprende a detestar a individuos o grupos específicos, quizás promueve el odio a otros, y se une a grupos que están en circunstancias similares. Ejemplos de estos grupos son las organizaciones neo-nazis, quienes detestan a grupos minoritarios como la gente de descendencia africana, judía, y otros que no son de origen europeo.

Durante una entrevista por la agencia de noticias RT (noviembre 2018), Evelyn Castro Méndez, doctora en ciencias políticas y sociales, y catedrática de la UNAM, comentó que en México existen niveles de repudio por parte de ciertos sectores de la comunidad hacia la población pobre, a los indígenas, y recientemente, a los migrantes de Centroamérica. Para la Dra. Castro, el discurso de odio manifestado por ciertos grupos en México son producto de un miedo generado por "los altos niveles de violencia, inseguridad e incertidumbre", que han prevalecido por un buen tiempo, y que se intensificaron después de una "coyuntura política" asociada con la pasada elección presidencial. Otro catedrático mexicano, el Dr. Tanius Karam, afirma a la misma agencia que estas expresiones de repudio están fundamentadas en discursos ideológicos e intolerantes, y relacionadas no sólo a un contexto político social, sino también a la manipulación informativa proyectada por las redes sociales y varios medios de comunicación.

El odio de tipo social, en grado menor o mayor, prevalece en muchas culturas del planeta, y recientemente las cosas parecen estar empeorando. Las opciones para su solución no parecen simples. La capacidad de los gobiernos no parece tener influencia suficiente para lograr cambio, específicamente tolerancia. La mejor alternativa sigue siendo la fortaleza e influencia de la familia y mayor apoyo a los sistemas educativos. No hay vuelta de hoja. Gracias por su interés en este artículo.

TAGS
Temas del día
  • Migrantes
  • Metrobús
  • Sargazo
  • RELACIONADAS
    COMENTA ESTA NOTICIA
    Cargando comentarios...
    Cargando más noticias...
    Cargando tendencia...