19 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Nacional

Pemex revisa adjudicaciones

La empresa tiene en la mira a las empresas que contrató para reparar sus ductos

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, lunes 11 de marzo 2019, actualizada 9:58 am

Enlace copiado

Petróleos Mexicanos (Pemex) revisará los contratos que han sido adjudicados, de manera directa, a empresas privadas que le proporcionan el servicio de reparación de ductos por tomas clandestinas, porque existe la presunción de que pueden estar involucradas en las perforaciones para mantener contratos vigentes.

Desde la creación de Pemex Logística, en 2015, como empresa productiva del Estado y hasta el 31 de enero pasado, la petrolera ha firmado cuatro contratos con cinco empresas a las cuales les ha pagado 476 millones 523 mil pesos por reparar los ductos afectados por tomas clandestinas. Sin embargo, entre 2009 y 2018, ha gastado 2 mil 64 millones para inhabilitar las perforaciones.

Las empresas que actualmente prestan estos servicios a la petrolera son: HF Construcciones, Petropipe de México, Construcciones y Servicios Integrales Sigma, Consultoría en Obra y RAM-100 del Sureste.

Desde septiembre de 2018, el exdirector de Pemex, Carlos Treviño Medina, alertó sobre posibles problemas con las empresas contratadas e incluso, en entrevista, comentó que "se ha negado a contratar empresas para que reparen las tomas clandestinas, porque se corre el riesgo de crear un mercado que puede disparar aún más las tomas, como ocurrió con los derrames".

¿Estas empresas provocaban los derrames para seguir cobrando? Se le preguntó en esa ocasión.

"No tengo pruebas y hay poco margen para demostrarlo, pero desde que la Corte nos ha dicho que no estamos obligados a pagar por los derrames, el número se ha reducido casi a cero", dijo el exfuncionario.

"Hoy, los únicos derrames que se reportan son los que se derivan de las tomas clandestinas. Si te fijas ya no hay derrames en Veracruz o Tabasco, porque ya no pagamos por ello", expuso Treviño Medina.

Incluso, adelantó que Pemex estaba trabajando para incrementar las capacidades para reparar las tomas clandestinas, utilizando una aplicación workflow -totalmente digitalizada- para "detectarlas y repararlas mucho más rápido que antes".

Partimos de la base de que en 2016 y 2017 la capacidad que tuvo el crimen para hacer más tomas fue mayor a la de la petrolera para cerrarlas. "Hoy tenemos, un poco mejor, capacidad para cerrarlas. Antes no podíamos reparar una toma ni siquiera en una semana, porque teníamos unos procedimientos bien 'bobos'", aseguró Treviño Medina.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...