21 de mayo de 2019 notifications
menu
Internacional

May mantiene su plan pese a fisuras en su partido y pesimismo de la UE

EFE
LONDRES, INGLATERRA, jueves 21 de febrero 2019, actualizada 9:28 am

La primera ministra británica, Theresa May, sigue trabajando para lograr cambios en su acuerdo de "brexit" que permitan su aprobación en el Parlamento, pese a la deserción de diputados de su partido y el pesimismo expresado por la Unión Europea (UE).

Así lo indicó hoy en Londres su portavoz oficial, que reconoció que "queda mucho trabajo por hacer" pero aseguró que "se han hecho progresos".

"Estamos decididos a convocar lo antes posible una votación significativa" en la Cámara de los Comunes sobre el tratado de salida de la UE, dijo.

Preguntado sobre el aparente negativismo de Bruselas, el portavoz subrayó que "la UE quiere que el Reino Unido deje el bloque con un acuerdo", lo que significa que "todo el mundo trabaja" en ese sentido.

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, que ayer se reunió con May, dijo hoy que "no es muy optimista" sobre la posibilidad de evitar "el peor resultado" del "brexit", que sería una salida sin acuerdo.

"Mis esfuerzos se orientan a (encontrar) una forma en la que podamos evitar que suceda lo peor, pero no soy muy optimista", afirmó en una conferencia en Bruselas.

Juncker y May abordaron el miércoles, según un comunicado, "el papel que los arreglos alternativos podrían tener en la sustitución de la salvaguarda irlandesa en el futuro", en alusión al asunto que más oposición genera en los Comunes.

Buena parte de los conservadores y sus socios parlamentarios del Partido Democrático Unionista (DUP) norirlandés temen que la citada salvaguarda para evitar una frontera física en la isla de Irlanda tras el "brexit" vincule al Reino Unido con las estructuras comunitarias de forma permanente.

Los dos mandatarios hablarán de nuevo "antes de fin de mes", cuando la líder conservadora se ha comprometido a someter a votación en el Parlamento de Londres, el 27 de febrero, un pacto de salida o, en su ausencia, una moción para determinar la hoja de ruta.

Mientras tanto, el ministro del "brexit", Stephen Barclays, y el abogado general del Estado, Geoffrey Cox, se reúnen este jueves en Bruselas con el negociador comunitario, Michel Barnier, para profundizar en las negociaciones.

Barnier también recibió al líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, que dijo tras la cita que le había expresado su "determinación" de luchar contra una retirada brusca el próximo 29 de marzo.

Tanto el Partido Conservador como el Laborista afrontan estos días una fuga de diputados descontentos con la gestión de sus líderes, principalmente en torno al "brexit".

Un total de once parlamentarios -ocho laboristas y tres conservadoras- se han constituido en el Grupo Independiente en los Comunes, con aspiraciones de atraer a colegas y eventualmente formar un partido proeuropeísta, lo que podría incidir en el proceso del "brexit".

Al menos dos conservadores más, Dominic Grieve y Justine Greening, han indicado que podrían dejar el partido gobernante si finalmente el Gobierno de May saca a este país de la UE dentro de 36 días sin un pacto bilateral.

El ministro de Economía, Philip Hammond, que defendió la permanencia en el bloque en el referéndum de 2016, ha descartado por su parte confirmar si se plantea una dimisión, y subrayó en cambio que está centrado en evitar una separación traumática.

Según la dimisionaria "tory" Heidi Allen, "un tercio" de sus colegas en la bancada que lidera la primera ministra están "hartos" con el rumbo que ha tomado la formación política, que consideran "sometida" al ala eurófoba.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...
Cargando más noticias...