26 de mayo de 2019 notifications
menu
Columnas Social

Circunstancias

UNA BREVE REFLEXIÓN SOBRE EL CLASISMO Y EL RACISMO

Mtro. Francisco Pineda
NOSOTROS, jueves 21 de febrero 2019, actualizada 9:35 am


El domingo pasado, El Siglo de Torreón publicó un artículo muy interesante sobre México como un país racista, escrito por Emilio Lezama, escritor y analista político mexicano conocido a nivel internacional. El Sr. Lezama, de manera firme y elocuente, hace énfasis sobre los comentarios hechos por un famoso y veterano actor de telenovelas, en relación a una joven actriz de origen indígena, quien está nominada para un reconocimiento internacional importante en el campo del cine. En este artículo, Lezama escribe en un tono fuerte y categórico que México es un país "racista y clasista" y describe a este racismo como "sistémico y tolerado" por las instituciones políticas, los medios de comunicación y la sociedad en general.

Lezama agrega que "la disimulación y la impunidad" ante casos de racismo, es notable y que, a pesar de la existencia de instituciones y leyes, esta violación se tolera y no se castiga. Aparte, es "reafirmado por empresas, escuelas, universidades e instituciones políticas".

Sin duda, los puntos de vista del Sr. Lezama son estimulantes para una buena discusión y debate. La interrogante es si la situación del racismo que se está viviendo en México, y se ha vivido por un periodo largo de tiempo, quizás desde La Colonia, es mas clasismo que racismo o viceversa. O quizás, lo que estamos viendo es una falta de entendimiento o concientización colectiva en la mayoría de la población, mas que tolerancia e indiferencia. Independientemente de que el racismo exista o no exista en México, o que se le llame clasismo en lugar de racismo, discriminación de una persona en base a su apariencia física, específicamente su raza o etnia, es una degradación humana que no debe existir en cualquier sociedad, desarrollada o subdesarrollada.

En conversaciones informales con alrededor de 10 personas, pregunté si el racismo existe en México. Lo que me llamó la atención fue que las respuestas que obtuve fueron muy similares. Todos contestaron casi lo mismo: "en México existe el clasismo, no el racismo." Como coincidencia, yo también había entendido al racismo y al clasismo en México del mismo modo que las personas con quien conversé sobre el asunto.

El racismo y el clasismo tienen que ver con discriminación, sin embargo, hay una diferencia entre ambas. El racismo es una forma especifica de prejuicio hacia otras personas debido a creencias erróneas sobre la gente de ciertos grupos raciales. Una persona racista cree que debido a su "superioridad biológica" goza de privilegios, por lo tanto, ejerce o intenta ejercer poder y dominio sobre otros. Por otro lado, el clasismo se presenta también en forma de prejuicio hacia otros, pero en base a clase social, y se refiere las actitudes y conductas de superioridad de un grupo de individuos que asumen una jerarquía basada en poder material, por ejemplo, estatus socioeconómico, ocupación laboral, educación y sus conexiones sociales en general, y que frecuentemente se manifiesta en forma de autoritarismo y soberbia.

De acuerdo a una encuesta sobre discriminación por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (agosto 2017), 1 de cada 5 personas de 18 años y más declaró haber sido discriminada debido a características personales como el color de la piel, peso o estatura, religión, sexo, orientación sexual y edad, y como resultado, se le había negado injustificadamente algún derecho. De este grupo, el 40 % fue población indígena a quien se le había discriminado debido a su etnia. Las formas de esta discriminación fueron rechazos en oportunidades de trabajo, insultos, burla. Según este reporte, las personas con piel mas clara tienden a obtener puestos de trabajo mejor remunerados. La Ley Federal Mexicana establece que cuando se discrimina a alguien en base al color de su piel o su origen racial o étnico se incurre a cualquier "distinción, restricción o preferencia que, por acción u omisión, con intención o sin intención, tenga por objeto obstaculizar, restringir o anular el goce de los derechos humanos y libertades". Es decir, de acuerdo a esta investigación, evidencia de que la discriminación existe por motivos de raza y etnia, entre otros factores.

Desde un punto de vista psicológico, el racismo y clasismo están asociados con una necesidad de seguridad e identidad social. La persona que se identifica con grupos de descendencia europea o de estatus socioeconómico privilegiado, tiende a afiliarse con otros de características similares, y algunos de ellos desarrollan sentimientos de superioridad hacia los grupos considerados "inferiores" racialmente o en desventaja socioeconómica. Afiliarse con grupos con quienes se identifican no es el problema, sino mas bien, crearse actitudes discriminatorias o menosprecio. En otros casos, como el de los actores mencionado por el Sr. Lezama, algunas personas proyectan sus propias deficiencias, como mecanismo defensivo, mediante culpar o atacar a otros, ya que no pueden aceptar sus propias debilidades personales.

El tema del racismo, particularmente en México, donde más investigación es necesaria, es muy complicado de analizar, ya que sus dinámicas son diferentes a las de otros países, los Estados Unidos, por ejemplo. Lo importante es recordar que estamos en el siglo XXI y que la gente de otros grupos étnicos y raciales son grupos de seres humanos, y que en realidad sólo existe una raza: la raza humana. Gracias por su interés en esta columna.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...
Cargando más noticias...