22 de septiembre de 2019 notifications
menu desktop_windows
Internacional

Leopoldo López, cinco años preso; su partido sigue desafiando a Maduro

EFE
CARACAS, VENEZUELA, lunes 18 de febrero 2019, actualizada 6:56 pm

Enlace copiado

El dirigente opositor venezolano Leopoldo López, que lideró las protestas contra el Gobierno de Nicolás Maduro en 2014, cumplió este lunes cinco años preso y su partido, Voluntad Popular (VP), sigue desafiando al mandatario, a quien consideran un "usurpador" tras ganar unos comicios tachados de "fraudulentos".

VP, que encabeza nuevamente la presión contra Maduro a través del jefe del Parlamento, Juan Guaidó, ofreció una rueda de prensa para conmemorar como una fecha de "resistencia" este día en el que hace cinco años fue arrestado López, quien está en prisión domiciliaria desde mediados de 2017.

"Si vamos a recordar esta fecha (de la detención de López) se va a recordar no como la de un encarcelamiento, sino de resistencia, de que no han podido detener las ganas de cambio, de transformación, del espíritu democrático del venezolano", dijo Guaidó, que se proclamó presidente interino del país en enero, tras considerar ilegítimo a Maduro.

López, que cumple una condena de casi 14 años por promover una protesta antigubernamental en febrero de 2014 que degeneró en actos violentos, fue recordado por su partido como un líder que ha puesto a Venezuela por encima de su libertad y en ese sentido volvió a acusar a Maduro de "perseguir" a la oposición.

"Si algo le debe quedar claro hoy al régimen de Maduro, quien usurpa funciones a través de la persecución, de la cárcel, del asesinato político (es que) tampoco ha podido detener a un pueblo de Venezuela que quiere cambio, que quiere vivir bien", insistió Guaidó que volvió a presionar por el ingreso de la ayuda humanitaria.

El jefe del Parlamento, reconocido como mandatario interino por más de medio centenar de países, aprovechó para decirle a Maduro que con el miedo no va a impedir el ingreso de las donaciones de varios países y que se encuentran en el puente de Tienditas, una moderna infraestructura sin estrenar que conecta a Colombia y Venezuela.

Sin embargo, el Gobierno de Maduro ha bloqueado y desplegado militares en este puente argumentando que en Venezuela no son "mendigos".

A propósito de ello, el Gobierno de Maduro anunció hoy que llevará alimentos y atención médica a la ciudad colombiana de Cúcuta por la pobreza que asegura sufren sus habitantes.

El chavismo gobernante aprovechó también para anunciar que los próximos 22 y 23 se celebrará un "gran concierto" bajo el lema "Manos fuera de Venezuela" en la frontera con Colombia, que coincidirá con el concierto en apoyo a la ayuda humanitaria que se realizará el viernes en Cúcuta.

Guaidó ha considerado este anuncio como una "burla" y ha señalado que "hay que ser muy cínico para que la salida que hayan dado (desde el oficialismo) a la ayuda humanitaria es decir que van a llevar comida a Cúcuta y que van a montar un concierto en Venezuela".

La ayuda humanitaria y la presión internacional contra Maduro ha sido el arma utilizada por Guaidó en este nuevo intento de la oposición por desalojarlo del poder y que tuvo su primer pulso de calle en febrero de 2014 cuando Leopoldo López promovió protestas en su contra que terminaron en actos violentos.

El dirigente fue puesto en prisión y en septiembre de 2015 fue condenado a 13 años y 9 meses de cárcel, tras un proceso que, según su defensa, fue "injusto" y "basado en mentiras".

Tanto el fiscal acusador, Franklin Nieves, como la exfiscal general, Luisa Ortega Díaz, que huyeron de Venezuela tras mostrar sus diferencias con el Gobierno de Maduro, aseguraron posteriormente que el juicio contra López fue una orden del Ejecutivo.

Los delitos que se le atribuyen a López son instigación pública, asociación para delinquir, daños a la propiedad e incendio, acciones que habría cometido por haber pronunciado discursos que promovieron esa violencia durante la marcha antigubernamental del 12 de febrero de 2014.

Ese día murieron tres personas en el marco de la manifestación, fallecimientos por los que fueron señalados funcionarios policiales.

Tras esa marcha, se inició en el país una ola de protestas contra el Gobierno de Maduro que se extendió cuatro meses y que dejó 43 muertos y cientos de heridos.

La detención de López ha sido recordada hoy también por varios dirigentes opositores como el dos veces candidato a la Presidencia de Venezuela Henrique Capriles, quien dijo a través de Twitter que está cerca el día en el que "él y todos los presos políticos del país se encuentren en libertad".

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...