21 de marzo de 2019 notifications search
menu
EDITORIAL

Implacable juicio de El Chapo

ACTITUDES

JOSÉ SANTIAGO HEALY
viernes 15 de febrero 2019, actualizada 8:57 am


Joaquín "El Chapo" Guzmán fue extraditado de Ciudad Juárez a los Estados Unidos el 19 de enero del 2017 y dos años y 24 días después fue declarado culpable en la Corte de Nueva York de los diez cargos que se le imputan.

Sólo queda pendiente la sentencia por parte del juez federal que será dada a conocer el próximo 25 de junio y en donde se espera que reciba la cadena perpetua sin derecho a libertad condicional.

Lo anterior es sin lugar a dudas un triunfo para la justicia norteamericana y de alguna manera un ejemplo a seguir para otros países como el nuestro en donde el sistema judicial está plagado de corruptelas, ineficiencias y arbitrariedades.

Por la gravedad de varios de los delitos cometidos, Guzmán Loera habría sido merecedor de la pena de muerte en Estados Unidos, sin embargo, por ser un reo extraditado de México en donde dicho castigo no existe, el capo del narcotráfico se salvará de morir de manera instantánea.

Con todo y que las sesiones en la Corte se prolongaron durante once semanas y que en algunos momentos semejaban un show mediático, hay que quitarse el sombrero ante el desempeño de jueces, fiscales, jurados y demás participantes en el llamado "juicio del siglo".

Doce ciudadanos norteamericanos de distintos estratos sociales, raza y sexo, deliberaron durante los últimos seis días para llegar a la conclusión en forma unánime de declarar culpable al jefe del cártel Sinaloa por diversos delitos.

Entre los cargos que pesaban sobre Guzmán destacan los siguientes: liderar una empresa criminal, traficar con drogas en territorio norteamericano, uso de armas de fuego y lavado de dinero.

Si se confirma la cadena perpetua, el Chapo podría ser confinado por el resto de su vida en el penal ADX Florence en Colorado que es considerado uno de los más seguros en el vecino país, según los especialistas es "la cárcel de cárceles".

Fue construida en 1994 y cuenta con 490 celdas individuales en donde los reclusos pasan 23 horas del día. Sólo se les permite salir una hora a un espacio abierto para tomar Sol y aire puro.

En Florence se encuentran terroristas, narcotraficantes y asesinos de alta peligrosidad, entre los más conocidos destacan Juan García Abrego y Osiel Cárdenas Guillén de largo historial en México.

Otros compañeros que podría tener el Chapo son los terroristas Zacarías Moussaoui, Simon Trinidad, Ramzi Yousef y muchos más que ocupan las celdas individuales en lo que sin lugar a dudas podría considerarse "el hotel más caro del mundo".

Además de la sentencia, queda otro enorme pendiente en el caso judicial del Chapo Guzmán, hablamos del destino de la fortuna de los 14 mil millones de dólares que supuestamente posee el criminal sinaloense de 61 años de edad.

¿Dónde está ese dinero y cómo podrá ser incautado por las autoridades norteamericanas? Es la pregunta de los 64 mil pesos porque hasta el momento no se le ha confiscado un solo dólar a pesar de que la revista Forbes lo incluyó en su lista de millonarios con un capital superior a los 1,000 millones de dólares.

Guzmán Loera le dijo al actor Sean Penn, durante la visita a su guarida junto con la actriz Kate del Castillo, que "suministraba más heroína, metanfetaminas, cocaína y marihuana que cualquier persona en el mundo".

"Tengo una flota de submarinos, aviones, camiones y embarcaciones", aseguró en la polémica entrevista con el activista Penn. Ahora se habla incluso de financiar el muro fronterizo de Trump con el capital del Chapo Guzmán.

Por lo que podemos observar el caso Chapo llenará todavía muchos espacios de los medios de comunicación y las redes sociales por tratarse del capo número uno en la historia el narcotráfico mundial.

Sólo esperamos que su condena perpetua no sea motivo para que se desate una nueva lucha por el control de plazas y del cártel de Sinaloa, todavía el más poderoso de México.

NOTICIA FINAL...

El gobierno de AMLO insiste en denostar a exfuncionarios mexicanos sin presentar pruebas ni cargos. El lunes pasado Manuel Bartlett Díaz, director de la CFE, mencionó a nueve exservidores públicos que incurrieron en conflicto de interés por laborar en el sector público y luego en el privado. Entre ellos mencionó a Felipe Calderón, a exdirectores de la CFE e incluso a José Córdova Montoya. Posteriormente fue incluido en la lista el exsecretario de Hacienda, Pedro Aspe. ¿Por qué nadie demanda por difamación a los funcionarios morenistas?

Comentarios a jhealy1957@gmail.com
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...