25 de mayo de 2019 notifications
menu
Finanzas

Ram, elegancia sin límites de fuerza

Junto a la gran variedad que existen en el mercado no se puede olvidar su alto nivel

AGENCIAS
miércoles 06 de febrero 2019, actualizada 4:32 am

Si bien la existencia de pick-ups dotadas de lujo y deportividad data de algunos años, en la actualidad la cantidad de versiones que podemos encontrar no tiene nivel de comparación. Ahora, además de las variantes básicas, existen opciones con un nivel lujo equiparable (o superior) al de una SUV o sedan premium.

Junto a esta enorme variedad de versiones no podemos olvidar que también tenemos diferentes tipos de carrocería en relación al tamaño. Así que, si combinamos las opciones de tallas de pick-ups que parten desde las pequeñas pasando por medianas, grandes (full size) o extra grandes como las Heavy Duty, el catálogo de camionetas es enorme.

Indiscutiblemente, de todos los tamaños existentes, las pick-ups por excelencia son las conocidas como full size. Dentro de este segmento tenemos a la F-150, también reconocida como Lobo; a la Chevrolet Cheyenne, la Toyota Tundra, la Nissan Titan y la Ram 1500.

Aunque cada una de ellas tiene en su haber una o más versiones enfocadas al lujo y la deportividad, al día de hoy, la que está un nivel arriba cuando se trata de nivel de equipamiento y acabados de materiales es la Ram 1500. No por nada, la última generación ha ganado un gran número de premios por todo lo que ofrece.

Tras la llegada de esta pick-up a nuestro país en una sola versión (Limited), Ram decidió ampliar la gama en el mercado mexicano con un par de versiones más. Se trata de la 1500 Longhorn y la 1500 Laramie Sport.

Como si se tratara de un deportivo de origen alemán, el interior de esta camioneta rebasa todas la expectativas que nos podamos imaginar en un vehículo de esta clase. Además de tener un vasto número de lugares para guardar objetos y una consola central gigantesca de 12 pulgadas, la calidad de los materiales que lo componen es simplemente sublime.

Si sumamos este calibre de equipamiento con un amplísimo espacio en ambas filas y la comodidad que ofrece esta pick-up, podríamos decir que es equiparable al de un sedán de alta gama. No queremos sonar exagerados pero bien podríamos decir que el viajar en cualquiera de los asientos es como ir un sedán grande de BMW, Audi o Mercedes-Benz.

A la par, el manejo no tiene nada que ver con lo que se estaba acostumbrado en las pick-ups. De no ser por el largo de la carrocería y el prominente cofre, bien podríamos equiparar la calidad de marcha al de una SUV.

Sin duda, el punto medular en la conducción de esta pick-up es la rigidez del chasis y el trabajo de la suspensión que, a diferencia de la competencia, es multilink.

Esto le otorga un manejo bastante estable, suave y consistente que se puede comprobar en la manera en cómo apunta en las curvas, sobre todo a velocidades altas.

Sería absurdo decir que el inconveniente de este vehículo es el consumo de gasolina, ya que al momento de tener una mente una pick-up de esta talla se sabe de antemano que el motor junto con la masa de más de dos toneladas requiere de mucho combustible para moverse.

TAGS
RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...
Cargando más noticias...