21 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
EDITORIAL

El presupuesto estatal para 2019

JUAN ANTONIO GARCÍA VILLA
jueves 20 de diciembre 2018, actualizada 7:41 am


Enlace copiado

El pasado 30 de noviembre, en la fecha límite para hacerlo, el gobernador de Coahuila a través del secretario de Finanzas presentó al Congreso del Estado el paquete fiscal para el año próximo. El paquete comprende cinco iniciativas. Entre éstas se cuentan la de la Ley de Ingresos y el proyecto de Presupuesto de Egresos para el ejercicio fiscal del año 2019.

A reserva de hacer posteriormente un análisis más detenido de la parte correspondiente a los ingresos esperados por el gobierno del estado el año entrante, por ahora cabe señalar que en la exposición de motivos que acompaña al paquete de cinco iniciativas el gobernador Miguel Ángel Riquelme dice lo siguiente:

Que por "ser este un año de transición del gobierno federal se procuró (estimar) un incremento conservador en el Paquete Fiscal para 2019, (pero) que satisfaga las necesidades prioritarias de gasto público y bajo reserva de futuras decisiones de impacto en el país, que pudieran repercutir en los ingresos del Estado." (pág. 3 del documento citado).

No obstante que al cierre de 2018 el gobierno estatal proyecta oficialmente tener ingresos por un total de 52 mil 527 millones de pesos, por las razones arriba expuestas estima que en 2019 ese total sumará 50 mil 378 millones, es decir, que disminuirán los ingresos en 2 mil 149 millones, monto este equivalente a una reducción del 4.1 por ciento con relación a lo que habrán de totalizar los ingresos en el año que está a punto de concluir.

Para mantener el principio de equilibrio presupuestal, se propone que el gasto total del gobierno del estado en 2019 sea exactamente igual al ingreso que se proyecta, es decir, por 50 mil 378 millones de pesos. Si se compara esta cifra con la del gasto total inicialmente aprobada para 2018, que fue de 47 mil 701 millones de pesos, significa entonces un incremento equivalente al 5.6 por ciento. Pero si se compara con lo que se calcula que será finalmente el monto del gasto real a ejercer en el año que corre, la ya mencionada suma de 52 mil 527 millones, se tiene la disminución ya referida de menos 4.1 por ciento.

Varios aspectos relevantes procede destacar y comentar respecto al presupuesto de egresos que el gobierno del estado ha propuesto al Congreso para 2019. De entrada un par de datos que para cualquier gobierno estatal son demoledores: la baja proporción que se destina al rubro de "inversión pública" y el alto monto para cubrir el "servicio de la deuda pública". En realidad se trata de ambas caras de una misma moneda. Moneda que simboliza el desastre de las finanzas públicas, su pésimo manejo y el saqueo de que han sido objeto.

A inversión pública (es decir, a infraestructura productiva como carreteras, puentes, obras de riego, presas, aeropuertos, maquinaria para construcción, obras de telecomunicaciones, etc.) en 2019 se planea destinar 3 mil 692 millones de pesos (para el año que está por terminar se aprobaron 4 mil 545 millones). La cifra para 2019 representa el 7.3 por ciento del gasto total, ni la mitad siquiera del porcentaje que se recomienda, de 15 por ciento como mínimo para este renglón.

En contrapartida, para el servicio de la deuda pública se propone destinar un total de 4 mil 65 millones de pesos, de los que 3 mil 431 serán para el pago de intereses y apenas 50 millones de pesos, ¡sí, 50 millones! para abonar al estratosférico saldo que se adeuda. Increíble, pero así es. Nótese que al servicio de la deuda pública estatal se van casi 400 millones de pesos más que para inversión. ¿Son o no un desastre las finanzas estatales?

Y va un dato importante: según la Secretaría de Finanzas durante este año de 2018 se proyecta pagar por concepto de intereses sobre la deuda pública 3 mil 16 millones de pesos, y el año próximo -como ya se dijo- serán 3 mil 431 millones, es decir, 400 millones de pesos más que en 2018. A la luz de este simple par de cifras, ¿dónde está el ahorro en el pago de intereses que se vendió como argumento para llevar a cabo la reestructura de dicha deuda hace algunas semanas? O entendimos mal o fue una tomadura más de pelo por parte del gobierno estatal.

Finalmente, aunque mucho queda en el tintero, hay un rubro al que vale la pena ponerle la lupa y seguirle la huella. Se trata del concepto de gasto denominado "Servicios profesionales, científicos, técnicos y otros servicios". Para 2018 se le asignaron originalmente 36 millones de pesos y en septiembre pasado la Secretaria de Finanzas informó que terminarán erogándose por dicho concepto más de 784 millones. La amenaza está que para 2019 se está proponiendo destinarle 204 millones de pesos. ¿A cuánto podrá ascender al finalizar 2019? Aterroriza el solo pensar que se dispare en la misma proporción en que se ha registrado en 2018.

Más todavía: Hay enorme curiosidad por saber qué tipo de servicios se están pagando por esos cientos de millones de pesos, a qué dependencias y quiénes los están prestando. Habrá que averiguarlo. De entrada huele mal. Ya veremos.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...