18 de julio de 2019 notifications
menu desktop_windows
Doctor en Casa

Cuando la luz disminuye

El cambio de temporada en tu organismo

LAURA PUENTES
Torreón, Coahuila, sábado 22 de diciembre 2018, actualizada 7:04 pm

Enlace copiado

El frío ha comenzado a sentirse y a varias personas eso les emociona pues disfrutan de las bajas temperaturas, mientras otros no les gusta que el clima sea frío. Pero, ¿cómo puede afectar las temperaturas frías a tu cuerpo?. Conozcamos más sobre este tema.

El cuerpo no esta acostumbrado a las temperaturas de menos de ceros grados, pues la mayoría de las personas viven en zonas cálidas donde el termómetro rara vez llega a estas temperaturas.

El cuerpo humano tiene varios mecanismos de defensa para intentar aumentar nuestra temperatura corporal cuando hace frío.

Nuestros músculos tiemblan y nuestros dientes castañetean. Los pelos se erizan y la piel se nos pone de gallina, en una especie de eco de la época cuando nuestros ancestros estaban cubiertos de vellos.

El hipotálamo, la glándula en el cerebro que actúa como termostato del cuerpo, estimula estas reacciones para mantener los órganos vitales del cuerpo, por lo menos hasta que encontremos algo de calor y un refugio.

Estudios recientes realizados en el Reino Unido señalan que por cada grado que baja la temperatura las muertes aumentan en cerca de un 1.5 por ciento. Y no sólo debido a resfriados o gripes. Con el frío aumentan también los infartos y derrames cerebrales. Las personas más vulnerables a estos cambios son los ancianos y las personas con sistemas inmunes débiles.

En casos de que se presente frío extremo, los dos principales peligros son la hipotermia y la congelación. Algunos de los síntomas de la hipotermia con temperatura corporal baja, ante los que se recomienda acudir al médico, son cansancio, confusión, pérdida de memoria, torpeza manual, somnolencia y pronunciación de las palabras muy lenta. 

Los expertos recomiendan que en estos días es clave mantener la temperatura de nuestros hogares en entre 18ºC y 21ºC. Si pasamos más de dos horas a 12ºC esto provocará un aumento en la presión arterial, lo cual a su vez incrementa el riesgo de un infarto o derrame cerebral.

La falta de luz

Para mucha gente la temporada de invierno, con los días cortos y su poca luz, es sinónimo de tristeza, falta de energía y depresión.

La falta de luz solar provoca en la gente cambios en los ritmos naturales del organismo.

Igual que ocurre con otras especie, el inverno provoca en el ser humano una disminución general de las funciones metabólicas y esto haría que muchas personas se retirarán a hibernar como varios animales.

Existe un término para este estado: trastorno afectivo estacional (TAE) o "depresión de invierno".

Y es que tal como le explicó la doctora Aarohee Desai-Gupta, del Colegio Real de Psiquiatras del Reino Unido, "la luz solar es clave para nuestro estado de ánimo".

"Entre más largo el período de luz, mayor el sentimiento de bienestar general. Tenemos más energía, nos sentimos más activos, más creativos y felices".

Así que no sorprende que en invierno ocurra lo contrario.

Consumo de alcohol

Las personas que viven en regiones frías con menor luz solar beben más alcohol que quienes viven en zonas con clima cálido. Esto se explica en un estudio de la División de Gastroenterología de la Universidad de Pittsburgh.

El estudio, afirma que el clima se relaciona con el consumo excesivo de alcohol. De hecho, se comprobó que a medida que bajaban las horas de temperatura y luz solar, aumentaba el consumo de alcohol.

Una de las causas es que el alcohol, al ser vasodilatador, aumenta el flujo de sangre caliente en la piel, aumentando la sensación de calor en el cuerpo, a pesar de que el alcohol hace que terminemos teniendo más frío.

Por eso no es recomendable tomar un trago para calentarse cuando hace frío. Incluso un alcohólico podría morir de hipotermia en un día frío sin ni siquiera enterarse mientras le está ocurriendo.

Aumento de cirrosis

Un grupo de investigadores participantes en el Congreso Internacional del Hígado en Amsterdam, analizando datos de más de 190 países, concluyeron que el frio y la menor incidencia del sol en ciertas regiones del mundo incrementan los niveles de la cirrosis alcohólica.

Esta es una enfermedad que causa la muerte de la mitad de cada millón de pacientes al año, según cifras de la OMS y es causada por el consumo excesivo del alcohol con resultados irreversibles en el hígado.

Algunas medidas preventivas para el frío:

• Utilización en las épocas de frío de vacunas de la gripe y del neumococo.

• El uso de ropa debe ser adecuado, se aconseja llevar varias “capas de ropa” y no prendas apretadas, para facilitar la circulación periférica.

• En los días fríos debemos realizar salidas breves a la calle, evitando los cambios bruscos de temperatura de forma continua.

• En caso de lluvia debemos mantenernos secos.

• Debemos recordar que la temperatura ideal para una casa es la de 21ºC.

• Debemos realizar ejercicio diariamente pero de forma moderada.

• Se recomienda realizar comidas frecuentes y de pequeña cantidad, variadas y de alto poder energético. El tomar bebidas templadas de forma regular.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...