Responsabilizan a la Nasa por el accidente del Columbia

Foto: AP, Reuters
26 agosto 2003

Responsabilizan a la Nasa por el accidente del Columbia

10 fotos, Foto: AP, Reuters
26 agosto 2003 »


El impacto de un trozo de aislante del tanque de combustible del cohete que impulsó al Columbia en su despegue, dañó un ala y llevó a la destrucción del transbordador al regresar a la Tierra, dijo la Junta Investigadora del accidente.
El Columbia se desintegró el 1 de febrero, cuando retornaba a la Tierra después de una misión espacial de 16 días, y murieron los siete astronautas a bordo.

La Junta presentó su informe de 248 páginas sobre la destrucción del Columbia, que ha paralizado el programa de transbordadores y ha causado controversias sobre el programa espacial de Estados Unidos.

La destrucción del Columbia y la muerte de los astronautas fueron resultado de una "cultura interna" en la agencia espacial NASA impulsada por el cumplimiento de cronogramas, la escasez de fondos y la posesión de un programa inadecuado de seguridad, dijo el informe. El documento agregó que la actitud de la agencia hacia la seguridad de sus misiones mejoró poco después de que el transbordador Challenger estalló al despegar en 1986, en un accidente en el que también murieron siete astronautas.

"La Junta cree firmemente que si estas fallas persistentes y sistemáticas no se resuelven, el escenario está listo para otro accidente", sostuvo el informe.

El presidente de la junta investigadora, almirante retirado Harold Gehman, dijo que en el curso de la pesquisa "se identificaron numerosos fallos que tienden a desarrollarse en toda burocracia y que, ciertamente, afectaron a la NASA".

Investigadores independientes concordaron en que la desintegración de la nave en la atmósfera sobre el estado de Texas, el pasado 1 de febrero, fue probablemente el resultado del daño causado al ala izquierda por el impacto de un pedazo de capa de aislamiento que se desprendió del tanque externo de combustible unos 81 segundos después del lanzamiento.

La rotura del borde del alza izquierda permitió el paso de gas sobrecalentado por debajo de la cobertura de aluminio del transbordador, cuando éste reingresó a la atmósfera terrestre en su órbita final, provocando el desastre.

El informe dijo que funcionarios la NASA perdieron ocho oportunidades para encarar el problema del desprendimiento del trozo de aislante, que fue, según se estableció al final, la causa más probable de la tragedia.
"Desde el principio, el comité encontró una consistente falta de interés en el trozo de aislante que golpeó al Columbia", dijo el informe. "Los administradores de la NASA dijeron al comité que después del lanzamiento 'no se trató el tema de la seguridad del vuelo' y 'de todas maneras, no hubiéramos podido hacer nada'".

El informe trazó un paralelismo entre la administración actual de la NASA y la administración de 1986, cuando se registró el desastre del Challenger, donde también murieron siete astronautas. "En vísperas del accidente del Columbia, las prácticas institucionales en uso durante el accidente del Challenger, como la inadecuada preocupación sobre incumplimientos del rendimiento esperado y un silencio total sobre la seguridad del programa, habían vuelto a instalarse en la NASA", señaló el informe.

Después de siete meses de trabajo, a un costo de 20 millones de dólares, el informe de 248 páginas recomendó cambios radicales en la forma de operar la NASA y en la manera de administrarla, incluida la creación de un Comité de Ingeniería Técnica.

Comentarios

Fotos más vistas