Cientos de personas despiden a Gabo en Bellas Artes

Cultura EFE Y NOTIMEX

Con las flores favoritas de Gabriel García Márquez (1927-2014), rosas amarillas, el pueblo mexicano ha llegado al Palacio de Bellas Artes para despedir al connotado escritor colombiano, al que acogió como uno de los suyos y quien a través de sus obras los hizo vibrar con su realismo mágico.

Cientos de personas despiden a Gabo en Bellas Artes

10 fotos, Con las flores favoritas de Gabriel García Márquez (1927-2014), rosas amarillas, el pueblo mexicano ha llegado al Palacio de Bellas Artes para despedir al connotado escritor colombiano, al que acogió como uno de los suyos y quien a través de sus obras los hizo vibrar con su realismo mágico. »


gabriel garcía márquez

Con las flores favoritas de Gabriel García Márquez (1927-2014), rosas amarillas, el pueblo mexicano ha llegado al Palacio de Bellas Artes para despedir al connotado escritor colombiano, al que acogió como uno de los suyos y quien a través de sus obras los hizo vibrar con su realismo mágico.

Desde tempranas horas, los admiradores del escritor y periodista empezaron a llegar a las inmediaciones del Palacio de Bellas Artes.

Una enorme fotografía de Gabo, como lo llamaban de cariño, fue colocada en el lugar y fue objeto de homenaje con las emblemáticas flores amarillas.

El personal y autoridades se encargaron de la seguridad de los presentes con acciones como la instalación de carpas para que no se vean afectados por el clima.

Las cenizas de García Márquez se encontraban en su domicilio, desde donde salieron para dirigirse a Bellas Artes en medio de un fuerte operativo de seguridad.

Las cenizas fueron colocadas al interior de Bellas Artes, ante el aplauso y la euforia de cientos de asistentes.

La viuda del escritor, sus hijos Gonzalo y Rodrigo, la directora del Instituto Nacional de Bellas Artes, Amaría Cristina García y el presidente de Consejo Nacional de Cultura en México, Rafael Tovar y de Teresa montaron la primera guardia de honor.

Una vez abiertas las puertas de Bellas Artes al público, este empezó a desfilar frente a las cenizas del Nobel de Literatura para mostrar su pesar, pero también su admiración y respeto.

Las tan amadas flores amarillas que identificaran al escritor, no estuvieron ausentes en el homenaje y lo acompañan aún en su muerte.

Un grupo de música llegó hasta el lugar, trayendo la presencia de García Márquez a todos los presentes al ritmo de su adorada "Macondo".

Comentarios

Fotos más vistas