Gelman, el sufrimiento y el dolor hechos poesía

Cultura AGENCIAS

Grandísimo poeta, querido y comprometido, Juan Gelman era por encima de todo un gran ser humano que allí donde iba causaba una profunda admiración y respeto por la dignidad con que afrontó el dolor y el sufrimiento que le tocó padecer en su vida y a los que sobrevivió gracias a la escritura.

Grandísimo poeta, querido y comprometido, Juan Gelman era por encima de todo un gran ser humano que allí donde iba causaba una profunda admiración y respeto por la dignidad con que afrontó el dolor y el sufrimiento que le tocó padecer en su vida y a los que sobrevivió gracias a la escritura.Juan Gelman encarnaba "la verdad del corazón y la verdad del mundo" y ahí iba dirigida su poesía, como él mismo recordó en su discurso de entrega del premio Cervantes en 2008.Juan Gelman recibió los premios más importantes, el Cervantes, el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, y publicó toda su obra en las mejores editoriales, y su última obra, su poesía reunida, en Seix Barral .Una pesadilla comenzó en 1976 cuando los militares argentinos fueron a buscarle a él a su casa y, como no le encontraron, se llevaron a su hijo y a su nuera embarazada. A su hijo le asesinaron. A su nuera, Claudia, después de que diera a luz una niña que fue entregada a una familia de un militar, la mataron de forma cruel también. Un espanto que se alivió algo cuando el poeta encontró a su nieta muchos años después, gracias a la ayuda del expresidente uruguayo Jorge Batlle.Esa rabia y ese gran dolor Gelman los convirtió en poesía, una palabra alimentada por el sufrimiento, pero sin ira y sin rencor, porque el poeta de mirada acuosa y voz pausada nunca perdió la pausa y la mansendumbre.Gelman iba a cumplir el próximo día 18 de enero 35 años de vida en México, y lo pensaba celebrar con una fiesta, aunque fuera en silla de ruedas y maltrecho, según el editor Chus Visor, quien había hablado con él y con su mujer, Mara Lamadrid, en los últimos días.El poeta y periodista, que lo fue, y que ha muerto a sus 83 años, ya no podrá dar esa fiesta, pero, como consideraba la poesía "un oficio ardiente", sus versos seguirán incandescentes.

Gelman, el sufrimiento y el dolor hechos poesía

8 fotos, Grandísimo poeta, querido y comprometido, Juan Gelman era por encima de todo un gran ser humano que allí donde iba causaba una profunda admiración y respeto por la dignidad con que afrontó el dolor y el sufrimiento que le tocó padecer en su vida y a los que sobrevivió gracias a la escritura. »


juan gelman

Grandísimo poeta, querido y comprometido, Juan Gelman era por encima de todo un gran ser humano que allí donde iba causaba una profunda admiración y respeto por la dignidad con que afrontó el dolor y el sufrimiento que le tocó padecer en su vida y a los que sobrevivió gracias a la escritura.

Juan Gelman encarnaba "la verdad del corazón y la verdad del mundo" y ahí iba dirigida su poesía, como él mismo recordó en su discurso de entrega del premio Cervantes en 2008.

Juan Gelman recibió los premios más importantes, el Cervantes, el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, y publicó toda su obra en las mejores editoriales, y su última obra, su poesía reunida, en Seix Barral .

Una pesadilla comenzó en 1976 cuando los militares argentinos fueron a buscarle a él a su casa y, como no le encontraron, se llevaron a su hijo y a su nuera embarazada. A su hijo le asesinaron.

A su nuera, Claudia, después de que diera a luz una niña que fue entregada a una familia de un militar, la mataron de forma cruel también. Un espanto que se alivió algo cuando el poeta encontró a su nieta muchos años después, gracias a la ayuda del expresidente uruguayo Jorge Batlle.

Esa rabia y ese gran dolor Gelman los convirtió en poesía, una palabra alimentada por el sufrimiento, pero sin ira y sin rencor, porque el poeta de mirada acuosa y voz pausada nunca perdió la pausa y la mansendumbre.

Gelman iba a cumplir el próximo día 18 de enero 35 años de vida en México, y lo pensaba celebrar con una fiesta, aunque fuera en silla de ruedas y maltrecho, según el editor Chus Visor, quien había hablado con él y con su mujer, Mara Lamadrid, en los últimos días.

El poeta y periodista, que lo fue, y que ha muerto a sus 83 años, ya no podrá dar esa fiesta, pero, como consideraba la poesía "un oficio ardiente", sus versos seguirán incandescentes.

Comentarios

Fotos más vistas