Locura por Mozart

Con conciertos, apertura de exposiciones y actos multitudinarios Austria celebra hoy el 250 aniversario del nacimiento de Wolfgang Amadeus Mozart, considerado como uno de los mayores genios de la música.

Visitantes de todo el mundo se reunieron el viernes en Salzburgo para celebrar el nacimiento del genio de la música Mozart hace 250 añosTuristas atiborrraban la casa en donde Mozart nació en el siglo XII, mientras se ejecutaban conciertos en la ciudad austriaca, cubierta por la nieve, que lidera las celebraciones mundiales de un hombre que dejó tras de sí un asombroso legado musical.Austria celebra hoy a lo grande el 250 aniversario del nacimiento de Wolfgang Amadeus Mozart, con un sinfín de actos culturales y el tañido de campanas de todas las iglesias de Salzburgo a la misma hora (8 de la noche) en la que nació.Mozart, quien deslumbró a las cortes europeas con su brillantez como niño pianista y comenzó a componer cuando apenas tenía cinco años de edad, escapó a Viena cuando era un joven de 20 años después de sentir que el provincialismo de Salzburgo estaba limitando su estilo.El maratón de actividades previstas se divide entre la ciudad que lo vio nacer, Salzburgo, y Viena, en la que murió con sólo 35 años, aunque si se tiene en cuenta la opinión de Mozart, éste siempre despreció el provincianismo de su ciudad natal.La jornada está cargada de festejos, marcados por dos conciertos en la fundación Mozarteum de Salzburgo, donde la Filarmónica de Viena actuará en una primera función bajo la batuta del célebre Nikolaus Harnoncourt, y en otra por la tarde dirigida por el italiano Ricardo Muti.En Viena, donde Mozart halló la felicidad, se casó y compuso algunas de sus mejores obras, más de 300 artistas participarán durante tres días en un centenar de actos culturales, mientras que el Ayuntamiento ha instalado una Carpa Mozart para difundir información sobre los espectáculos y la vida del compositor.La venta de artículos sobre Mozart, desde licores a dedales con su imagen, es abrumadora, pero mientras los visitantes que desafían las temperaturas bajo cero parecen encantados, los habitantes de la ciudad continúan su camino y los músicos y artistas generalmente lo ignoran.También en las exposiciones que ilustran la vida del artista, sus objetos personales y el lugar donde vivió parecen competir Viena y Salzburgo por la herencia del maestro.En Salzburgo, se abrió al público la exposición ¡Viva Mozart!, que recorre la época en la que vivió el músico y muestra más de 300 objetos personales del compositor o directamente relacionados con él, como su partida de nacimiento o varias de sus cartas, y todo a menos de cinco minutos de la casa donde vio la luz.Todo se detendrá a las 8 de la noche, la hora de su nacimiento, cuando las campanas de las tres iglesias donde se interpretó la música de Mozart durante su vida -Franziskaner Kirche, St. Peter's y Dom -redoblarán en su honor.La fiebre por Mozart no parece conocer barreras y pasear por Viena supone encontrarse con escaparates monotemáticos de pelucas empolvadas e imágenes del compositor, mientras su música suena a cada paso

Locura por Mozart

12 fotos, Con conciertos, apertura de exposiciones y actos multitudinarios Austria celebra hoy el 250 aniversario del nacimiento de Wolfgang Amadeus Mozart, considerado como uno de los mayores genios de la música. »


Visitantes de todo el mundo se reunieron el viernes en Salzburgo para celebrar el nacimiento del genio de la música Mozart hace 250 años

Turistas atiborrraban la casa en donde Mozart nació en el siglo XII, mientras se ejecutaban conciertos en la ciudad austriaca, cubierta por la nieve, que lidera las celebraciones mundiales de un hombre que dejó tras de sí un asombroso legado musical.

Austria celebra hoy a lo grande el 250 aniversario del nacimiento de Wolfgang Amadeus Mozart, con un sinfín de actos culturales y el tañido de campanas de todas las iglesias de Salzburgo a la misma hora (8 de la noche) en la que nació.

Mozart, quien deslumbró a las cortes europeas con su brillantez como niño pianista y comenzó a componer cuando apenas tenía cinco años de edad, escapó a Viena cuando era un joven de 20 años después de sentir que el provincialismo de Salzburgo estaba limitando su estilo.

El maratón de actividades previstas se divide entre la ciudad que lo vio nacer, Salzburgo, y Viena, en la que murió con sólo 35 años, aunque si se tiene en cuenta la opinión de Mozart, éste siempre despreció el provincianismo de su ciudad natal.

La jornada está cargada de festejos, marcados por dos conciertos en la fundación Mozarteum de Salzburgo, donde la Filarmónica de Viena actuará en una primera función bajo la batuta del célebre Nikolaus Harnoncourt, y en otra por la tarde dirigida por el italiano Ricardo Muti.

En Viena, donde Mozart halló la felicidad, se casó y compuso algunas de sus mejores obras, más de 300 artistas participarán durante tres días en un centenar de actos culturales, mientras que el Ayuntamiento ha instalado una "Carpa Mozart" para difundir información sobre los espectáculos y la vida del compositor.

La venta de artículos sobre Mozart, desde licores a dedales con su imagen, es abrumadora, pero mientras los visitantes que desafían las temperaturas bajo cero parecen encantados, los habitantes de la ciudad continúan su camino y los músicos y artistas generalmente lo ignoran.

También en las exposiciones que ilustran la vida del artista, sus objetos personales y el lugar donde vivió parecen competir Viena y Salzburgo por la herencia del maestro.

En Salzburgo, se abrió al público la exposición ¡Viva Mozart!, que recorre la época en la que vivió el músico y muestra más de 300 objetos personales del compositor o directamente relacionados con él, como su partida de nacimiento o varias de sus cartas, y todo a menos de cinco minutos de la casa donde vio la luz.

Todo se detendrá a las 8 de la noche, la hora de su nacimiento, cuando las campanas de las tres iglesias donde se interpretó la música de Mozart durante su vida -Franziskaner Kirche, St. Peter's y Dom -redoblarán en su honor.

La fiebre por Mozart no parece conocer barreras y pasear por Viena supone encontrarse con escaparates monotemáticos de pelucas empolvadas e imágenes del compositor, mientras su música suena a cada paso

Comentarios

Fotos más vistas