La infanta Cristina presenta a la pequeña Irene

Nosotros

Fotos: EFE
08 de junio 2005.

Tras el nacimiento de su pequeña hija Irene, los Duques de Palma no caben de orgullo, y lo aseguran, mostrando al mundo a su hija.La pequeña, llega después de tres varones: Juan Valentín, Pablo Nicolas y Miguel, un deseo familiar de la pareja cumplido, pues ansiaban una niña.El saber el sexo del bebé fue una sorpresa para ellos, pues a la infanta Cristina y a su esposo Iñaki de Urdangarín no les gusta averiguarlo de antemano.La nueva “royal” nació en la clínica Teknon, en Barcelona, y es la sexta nieta de los Reyes de España Juan Carlos y Sofía.Muy sonrientes, la infanta Cristina y su esposo mostraron por primera vez a su hija a la prensa y comentaron que Irene se porta bien y come bien.Miguel, el más pequeño de los hijos, se acercó a su hermana y le acarició el rostro, mientras Pablo asintió con la cabeza cuando le preguntaron si estaba contento.Iñaki Urdangarín también tomó a su hija en brazos y, entonces, la Infanta Cristina bromeó: esta es la foto.Irene Urdangarín, en brazos de su madre, vestía un faldón de piqué blanco con unos bodoques rosas en los bajos y un jersey también blanco de algodón, y en los más de diez minutos que duró la presentación permaneció casi todo el tiempo dormida, excepto en un momento en que abrió los ojos.La niña, de pelo muy rubio, se parece a su hermano Pablo, según sus padres, pero también tiene rasgos similares a sus otros dos hermanos.Preguntados los padres si la familia puede aumentar, contestaron que por ahora no habrá más niños y anunciaron que el bautizo de Irene será antes del verano, aunque no pudieron precisar la fecha porque hay que compaginar muchas agendas.Tras aparecer inicialmente los padres con la niña, luego se incorporaron sus otros tres hijos, que vestían pantalón blanco y polo y zapatos rojos.Habrá que esperar más tiempo para observar la reacción de los demás pequeños, apuntó la infanta aunque en estos primeros días los niños han hecho muchos dibujos para regalar a su hermana dijo.Unas 250 personas esperaban en los jardines de la clínica la salida de la Infanta y de su hija, a quienes recibieron con aplausos, vítores y muestras de afecto, con gritos como felicidades por la niña o enhorabuena Cristina.Los Duques de Palma destacaron que el nacimiento de su hija ha supuesto una alegría, pero nos daba igual que fuera niño o niña.Tras recibir el alta, la infanta Cristina, quien vestía pantalón de color beige y chaqueta azul claro, se despidió del personal de la clínica, que poco antes habían abandonado la Reina Sofía y su hermana Irene de Grecia.

La infanta Cristina presenta a la pequeña Irene

15 fotos, Fotos: EFE
08 de junio 2005. »


Tras el nacimiento de su pequeña hija Irene, los Duques de Palma no caben de orgullo, y lo aseguran, mostrando al mundo a su hija.

La pequeña, llega después de tres varones: Juan Valentín, Pablo Nicolas y Miguel, un deseo familiar de la pareja cumplido, pues ansiaban una niña.

El saber el sexo del bebé fue una sorpresa para ellos, pues a la infanta Cristina y a su esposo Iñaki de Urdangarín no les gusta averiguarlo de antemano.

La nueva “royal” nació en la clínica Teknon, en Barcelona, y es la sexta nieta de los Reyes de España Juan Carlos y Sofía.

Muy sonrientes, la infanta Cristina y su esposo mostraron por primera vez a su hija a la prensa y comentaron que Irene "se porta bien y come bien".

Miguel, el más pequeño de los hijos, se acercó a su hermana y le acarició el rostro, mientras Pablo asintió con la cabeza cuando le preguntaron si estaba contento.

Iñaki Urdangarín también tomó a su hija en brazos y, entonces, la Infanta Cristina bromeó: "esta es la foto".

Irene Urdangarín, en brazos de su madre, vestía un faldón de piqué blanco con unos bodoques rosas en los bajos y un jersey también blanco de algodón, y en los más de diez minutos que duró la presentación permaneció casi todo el tiempo dormida, excepto en un momento en que abrió los ojos.

La niña, de pelo muy rubio, se parece a su hermano Pablo, según sus padres, pero también tiene rasgos similares a sus otros dos hermanos.

Preguntados los padres si la familia puede aumentar, contestaron que "por ahora no habrá más niños" y anunciaron que el bautizo de Irene será antes del verano, aunque no pudieron precisar la fecha porque "hay que compaginar muchas agendas".

Tras aparecer inicialmente los padres con la niña, luego se incorporaron sus otros tres hijos, que vestían pantalón blanco y polo y zapatos rojos.

"Habrá que esperar más tiempo" para observar la reacción de los demás pequeños, apuntó la infanta aunque en estos primeros días los niños "han hecho muchos dibujos para regalar a su hermana" dijo.

Unas 250 personas esperaban en los jardines de la clínica la salida de la Infanta y de su hija, a quienes recibieron con aplausos, vítores y muestras de afecto, con gritos como "felicidades por la niña" o "enhorabuena Cristina".

Los Duques de Palma destacaron que el nacimiento de su hija ha supuesto "una alegría", pero "nos daba igual que fuera niño o niña".

Tras recibir el alta, la infanta Cristina, quien vestía pantalón de color beige y chaqueta azul claro, se despidió del personal de la clínica, que poco antes habían abandonado la Reina Sofía y su hermana Irene de Grecia.

Comentarios

Fotos más vistas