El "Opportunity" envía paisajes marcianos

La segunda nave que la NASA logró colocar en Marte envió sus primeras imágenes a color.
Foto: AP, Reuters
26 de enero de 2004.

El "Opportunity" envía paisajes marcianos

19 fotos, La segunda nave que la NASA logró colocar en Marte envió sus primeras imágenes a color.
Foto: AP, Reuters
26 de enero de 2004. »


El robot explorador Opportunity envió sus primeras imágenes a color de Marte, después de haber aterrizado con éxito en el planeta rojo.

Las fotos recibidas de la superficie marciana entusiasmaron a los científicos de la misión de la NASA.

Opportunity comenzó a transmitir las imágenes, que muestran las suaves, rojas laderas de un cráter angosto, interrumpidas por fragmentos de rocas. "Va a ser una zona maravillosa para que los geólogos la exploren con nuestro robot", dijo Jim Bell, principal científico encargado de la cámara panorámica del robot.

La sonda comenzó a enviar imágenes al Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA unas cuatro horas después que aterrizó en el sitio opuesto del planeta rojo en el cual se encuentra su discapacitado gemelo, el robot Spirit.

La NASA dijo que la sonda Opportunity se hallaba en excelente estado de salud, en tanto su gemelo, Spirit, estaba siendo reparado luego de un grave problema con su software que cortó lo que había sido un flujo constante de fotografías y de datos científicos.

"El Spirit está todavía grave, pero su condición mejora", dijo el gerente de proyectos Pete Theisinger. Añadió que el Spirit podría reanudar sus actividades normales en dos o tres semanas.

Opportunity, que descendió sobre Marte y se posó en un cráter poco profundo, comenzó el proceso de tomar imágenes de 360 grados en la zona de su descenso usando para ello una cámara panorámica llamado "pancam".

En las primeras fotografías se aprecian unos terrenos rojizos y grises, así como un lecho de roca lisa situado directamente frente a la lanzadera del "Opportunity", explicaron los científicos del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la agencia espacial estadounidense (NASA) en rueda de prensa en Pasadena (California).

Según conjeturan los científicos, ese lecho de roca podría ser de origen volcánico o tener esa apariencia lisa por un proceso de sedimentación en la base de una masa acuífera, explicó el investigador científico jefe, Steve Squyres.

"Una de las cosas seguras de un lecho de roca es de dónde viene. Estas rocas surgieron aquí", a diferencia de otras piedras esparcidas sobre el terreno, explicó el científico.

El "Opportunity" se posó en Marte tras una travesía de siete meses para recorrer los 456 millones de kilómetros que le llevaron de la Tierra al planeta rojo.

Ahora, el "Opportunity" explorará durante tres meses, si todo se desarrolla según lo previsto, la zona de Marte conocida como "Meridiani Planum", una llanura veteada de hematita gris, un mineral que en la Tierra se encuentra en zonas de aguas termales.

En su descenso el vehículo, que parece encontrarse en perfecto estado, comenzó a enviar sus primeras fotos al satélite Odyssey, que a su vez las retransmitió a la Tierra.

A juzgar por las imágenes, la lanzadera parece haber tomado tierra en el interior de un cráter, indicó Squyres, quien se declaró atónito por unos cuerpos con apariencia de guijarros pero que, en contacto con la lanzadera, mostraron tener la textura del polvo de talco.

"Es exactamente como lo había soñado", explicó el científico, quien aseguró que la primera misión de "Opportunity" será examinar el lecho rocoso.

La llegada del "Opportunity" a Marte supone la primera ocasión en que la NASA cuenta con dos vehículos espaciales en Marte desde la misión "Viking", en 1976.

Como el "Spirit", el "Opportunity" tuvo que realizar una serie de complicadas maniobras para asegurar su correcto aterrizaje, sobre todo durante los últimos seis minutos, que los científicos calificaron como "de terror".

La única diferencia entre ambos vehículos fue que el "Opportunity" abrió su paracaídas a 1.4 kilómetros de altitud, más alto que el "Spirit", para compensar por la elevación del terreno.

Lo hizo acolchado por múltiples bolsas de aire que se inflaron justo antes de que tocase suelo. El robot tardará aún entre diez y quince días en abandonar su lanzadera, como ocurrió con su gemelo, el "Spirit", averiado en la cara opuesta de Marte.

Comentarios

Fotos más vistas